Aforados por elección popular?


Para ilustración de los lectores, sobre todo aquellos que en su mayoría no son expertos en ciencias jurídicas, explico que es aforado y cuáles servidores públicos gozan de dicho status para luego esgrimir mis argumentos del porque deben ser escogidos mediante el voto popular. Según el constitucionalismo, aforados son aquellos altos funcionarios que tienen derecho a ser juzgados por un tribunal diferente que a las demás personas de aplicarse las leyes ordinarias. En Colombia son aforados, el Presidente, Vicepresidente, Magistrados de las Altas Cortes, Procurador, Contralor, Fiscal, Defensor del Pueblo. Estos funcionarios por mandato de la Constitución de 1991, son investigados por la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes.

Hago esta breve y sencilla explicación para abordar el caso que tiene movido los cimientos de las altas esfera de la justicia en Colombia, como es la Corte Constitucional, creada por el constituyente de 1991, como instancia única responsable y guardiana de la integridad y supremacía de la norma Superior.
La noticia que cubre las principales páginas de la prensa nacional y los medios sociales masivos de comunicación es el escándalo en la Corte Constitucional. ¿Que renuncie el Magistrado o que la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representante adopte una decisión de fondo?, es la pregunta obligada en la sociedad colombiana. No será ni lo uno ni lo otro. El Aforado, así lo ha manifestado, apelando al principio de inocencia y el derecho a la defensa y la Comisión por sus antecedentes históricos que data desde inicio de la Constitución de Núñez, también hará lo mismo.
Además, convencido estoy que escándalos como el que sacude a la hasta ahora sagrada Corte Constitucional, no se resuelve con la salida de uno de sus miembros. El problema va más allá del presunto acto de corrupción. Es la forma de elección en la magistratura y su Juez natural que no es, en su esencia, instancia judicial, sino política.
El gran equivoco, nace desde la Asamblea Nacional Constituyente, de establecer en el ordenamiento jurídico la figura de “tú me elige, yo te elijo”. Que es igual a sostener que “si me investiga te investigo. Si no me investiga no te investigo”. El Senado elige a los Magistrados de la Corte Constitucional, donde un ternado lo designa el Presidente de la República, luego la Cámara de Representante a través de la Comisión de Acusaciones, es quien tiene la competencia funcional de investigar a los Magistrados. Los Magistrados son los que investigan y juzgan a los Congresistas. Eso perversa combinación de la política y la justicia de por si hacen dudar de la autonomía e independencia que deben caracterizarlas en sus decisiones.
Cuál sería el remedio? Lo que está planteado en la reforma de Equilibrio de Poderes que actualmente cursa en el Congreso, no me parece la solución y más bien crea confusión y un manto de dudas acerca de su efectividad. Cuál es la propuesta del gobierno? Eliminar la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representante. Esto no admite discusión porque a la saciedad demostrada está que,  es inoperante. Lo que no me parece es la creación de una especie de “Alta Corte”, donde los magistrados entrarían a investigarse entre sí. Por ejemplo, la Corte Suprema de Justicia investigaría a los Magistrados del Consejo de Estado y viceversa. Igual ocurriría con la Corte Constitucional que, investigaría a los Magistrados del Consejo Superior de la Judicatura y viceversa.
A mi juicio, como ejercicio meramente académico, pienso, para garantizar autonomía e independencia de la justicia y su despolitización, se debería ensayar la elección popular de los Magistrados, incluidos Contralor, Procurador, Fiscal.
Que se necesitaría? voluntad política del ejecutivo y legislativo o apelar al Constituyente primario que es el pueblo a través de un Referendo. Con ello no estoy aseverando garantía pero si legitimidad de los operadores de justicia. Hoy,  en entredicho por las razones expuestas.

Escribió:

Ignacio Rafael Escudero Fuentes
Abogado Especialista en Instituciones Jurídico - Políticas y Derecho Público Uninacional y Docente Uniguajira.