Secretaría de Asuntos Indígenas ventila Desalojo a Wayuus en Riohacha

La Secretaría Departamental de Asuntos Indígenas convocó a una reunión interinstitucional con el fin de tratar temas que tienen que ver con la comunidad wayuu de Santa Rosa de Riohacha que viene denunciando desalojos indebidos en sus predios, ubicados en los kilómetros 86-85 de la vía que conduce a Santa Marta.

El año anterior el ciudadano Ever Quintana adquirió parte de un predio de aproximadamente 50 hectáreas en el que habitan familias indígenas wayuu, por lo que en días pasados, luego de solicitar un lanzamiento policivo, autoridades municipales visitaron la zona con el fin de que una casa de bahareque y sus ocupantes fueran desalojados de los predios que legalmente adquirió. Los habitantes respondió de manera negativa al desalojo, y aseguraron que no abandonarán estas tierras por tratarse de un territorio ancestral en el que se asentaron hace más de 100 años, como indicó Leyda Cambar, líder de la comunidad de Santa Rosa.
Hoy, con el fin de buscar una solución salomónica a este caso que involucra a toda una comunidad wayuu y a un arijuna, la secretaria departamental de Asuntos Indígenas, Rosa Valdeblánquez, escuchó a líderes de Santa Rosa, al personero municipal y a la directora municipal de Asuntos Indígenas.
En la reunión se acordó visitar la zona en cuestión el próximo lunes 30 de marzo a las 3:30 p. m., para hacer la respectiva verificación del predio y que en una posterior reunión, con presencia de las instituciones públicas y las dos partes, se llegue a un acuerdo.
El personero municipal, Breider Redondo, insistió en que el tema debe ser mirado por la Administración Municipal con un enfoque diferencial, teniendo en cuenta que los principales afectados son comunidades indígenas.
La comunidad de Santa Rosa, por su parte, se niega a abandonar las hectáreas de las tierras correspondientes a Ever Quintana y piden que Incoder sea quien compre los predios, para que se dé un “feliz término a este conflicto”.
Al encuentro asistieron Breider Redondo, personero municipal; Freddy Magdaniel, asesor jurídico de la Secretaría de Gobierno Municipal; Leyda Cambar, líder de la comunidad de Santa Rosa, y tuvo como garante a Rosa Valdeblánquez, secretaria departamental de Asuntos Indígenas.