Entrada destacada

¡CHANFLE!

Por : IGNACIO RAFAEL ESCUDERO FUENTES.
En Colombia, país del sagrado corazón de Jesús cuando se hablaba de corrupción involucraban servidores públicos de la rama ejecutiva (nacional, departamental, distrital y municipal), inclusive. Muy pocas veces Congresistas si tenemos en cuenta que no son ejecutores de políticas públicas, tampoco ordenadores de gastos. Consecuencia lógica, dentro de las funciones que cumplen no está la celebración de contratos donde demostrado hasta la saciedad se anida el más grande flagelo que carcome la sociedad avivada por el capital privado: corrupción.
Cuando salió a la luz pública el caso de Fidupetrol, que involucraba a un Magistrado de la Corte Constitucional por un presunto soborno-a la fecha no se ha producido condena sancionatoria-el país no salía del asombro que un togado de la más alta dignidad de la justicia estuviera involucrado en caso de corrupción, cuando por mandato constitucional, legal y moral es su responsabilidad combatir dicha “pandemia”.
Ha…

Anciano fue abandonado en el hospital de Riohacha

Padece de Neurofibromatosis y problemas cerebro vasculares

Un anciano de 73 años de edad fue abandonado en las instalaciones del Hospital Nuestra señora de los Remedios de Riohacha, de acuerdo con la información suministrada por personal del primer centro asistencial de La Guajira.


Se trata de HÉCTOR GUERRA CONTRERAS quien fue llevado por  Rubiella Socarras, quien al parecer se condolió del mal estado que presenta este labriego.

Consultado sobre la situación el longevo abandonado, indicó que  llegó muy joven a trabajar en la finca CHARALITO,ubicada en el jurisdicción del corregimiento de Machobayo o San Martín, la cual es propiedad de  Jaime González, donde laboró por más de 23 años.

Guerra Contreras padece  Neurofibromatosis y en los últimos días al parecer ha presentado síntomas de una enfermedad  cerebro vascular, que le ha causado desvanecimientos, por lo que  Rubiella Socarras, tomó la decisión de llevarlo al hospital.
También se dijo que la señora Socarras, propuso llevárselo a su casa, pero que familiares del anciano y el propietario de la finca donde  este trabajó se opusieron.

El señor Héctor Guerra fue recluido en el hospital de Riohacha el pasado 31 de marzo y las personas que allí lo dejaron  dieron como  teléfonos de contacto los números de los celulares 311 672 8478 y 3122751734, los cuales no son contestados, de acuerdo con los voceros del hospital.

Al parecer el anciano quien es natural de una población de Sucre tiene una hija.