Departamento socializa con Wayuus construcción de nueva carcel de Riohacha

La obra se ejecutará en predios que la gobernación compró a los wayuus

La Secretaría de Asuntos Indígenas, en cabeza de la doctora Rosa Valdeblánquez, lideró una reunión interinstitucional con el fin de escuchar a la comunidad wayuu Guarinai, asentada en los predios adquiridos por el Departamento para llevar a cabo la construcción de la nueva cárcel de Riohacha.

 El territorio ancestral al parecer fue vendido por un miembro de la familia wayuu, quien, sin ser heredero, vendió al Departamento, que adquirió con el fin de construir la nueva cárcel que, cabe resaltar, hoy se encuentra en condiciones de hacinamiento.
 Los indígenas indicaron que hace más de 100 años habitan en los predios ubicados en la vía que de Riohacha conduce a Santa Marta. Aseguran además que allí están enterrados sus ancestros desde hace varias décadas, y que precisamente ese cementerio sería su evidencia ante la ley.
 Pese a reconocer las dificultades de esta problemática, los indígenas indicaron que no están de acuerdo con que la cárcel sea construida en este predio, pues alrededor se encuentran asentadas otras comunidades wayuu. Sin embargo, funcionarios de algunas instituciones aseguran que en casi todos los terrenos ubicados a las afueras del municipio hay asentamiento wayuu, por lo que el tema, comoquiera que sea, requiere de un análisis y debate interinstitucional con las comunidades.
 La secretaria departamental de Asuntos Indígenas, Rosa Valdeblánquez, se comprometió a convocar hoy mismo a un funcionario del Ministerio del Interior para que atienda la situación y asista junto con todas las instituciones implicadas en el caso a una verificación en el predio a fin de que se trabaje de manera articulada con la comunidad para dar una pronta solución a este tema.
 Por otro lado, pidió a la comunidad indígena reunirse y estudiar alternativas de solución para que las planteen ante las instituciones con el fin de buscar una salida salomónica.
 La reunión contó con la asistencia de las secretarias departamental y municipal de Asuntos Indígenas, Rosa Valdeblánquez e Isis Pulido, respectivamente, además de instituciones como la Inspección de Policía de Riohacha, Incoder, Secretaría Municipal de Gobierno, Personería Municipal, la Mesa de Diálogo y Concertación para el pueblo Wayuu, entre otras.