Entrada destacada

Cancillería colombiana repudia atentado que dejó 13 muertos en Barcelona

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, en nombre del Gobierno Nacional, expresa su condena al atentado terrorista ocurrido hoy 17 de agosto en la ciudad de Barcelona, que provocó víctimas mortales y numerosos heridos.

Colombia manifiesta sus más profundos sentimientos de condolencias y solidaridad con el pueblo y el Gobierno de España, y hace votos por la pronta recuperación de las personas que resultaron heridas.

Colombia reafirma su rechazo a cualquier manifestación de violencia y acción terrorista, las cuales no tienen justificación alguna, y atentan contra los derechos fundamentales de las personas, en particular el derecho a la vida.

LOS HECHOS
Una furgoneta atropello a la multitud que transitaba la Rambla de Barcelona provocando 13 muertes y causando más de un centenar de heridos en una tarde de pánico en el corazón de Barcelona.

La policía autonómica confirmó que se trata de un atentado terrorista y que tenía relación con la explosión de una vivienda en Alcanar (Tarag…

En Bahía Portete: Retenidos corresponsales de prensa por Wayuus

Fueron varias horas de tensión: Betty Martínez.


Corresponsales de medios nacionales hacían una nota periodística sobre disputa de tierras entre los Wayuu. 

Indígenas armados trataron de decomisar el  material filmado.

El Ejercito y la Policía llegaron al lugar para proteger a los comunicadores

Los corresponsales de RCN televisión y Caracol Televisión con sus camarógrafos que se encontraban en Bahía Portete retenidos por un grupo de indígenas, lograron bajar del cerro donde estaban y a esta hora llegan a un punto llamado Irraipa donde se encontrarán con la Policía.

Jorge Real de RCN y Betty Martínez de Caracol junto a Juan David Peñaranda y Carlos Epiayú habían llegado al lugar a cubrir el desalojo de unos presuntos invasores de ese territorio ancestral y aseguran que para dejarlos salir del lugar les pedían entregar el material grabado.
Según los comunicadores después que bajaron del cerro tuvieron que caminar más de una hora a través del desierto con algunos indígenas que los acompañaron y guiaron ya que ese terreno es bastante difícil.
Afirman que se encuentran cansados y con mucha sed por el inclemente sol de la Alta Guajira, pero que están sanos y salvos.
La comunidad de Bahía Portete fue víctima de una masacre perpetrada en abril de 2004 y las familias desplazadas están en el proceso de retorno, sin embargo los afectados afirman que hay otros grupos que han querido entrar al lugar.
Telemina Barros, líder de las víctimas de estos hechos perpetrados por paramilitares, dijo que estas personas son invasoras que se metieron a este territorio cuando se produjo el desplazamiento de sus familias por el acoso y agresiones de   hace ya once años, pero de los cuales aún quedan rezagos.
Agregó que muchos de los invasores están en el proceso de justicia como personal de alias Pablo, uno de los condenados por las muertes y denunció que en la zona opera en Clan Úsuga, lo cual ha informado a las autoridades.
Los presuntos invasores denunciaron agresiones y la destrucción de unos quince ranchos que habían construido en el sector.