Vuelven a incendiar el Centro de Salud de Aremasahin

En la UNISI era atendida la población  afectada por tuberculosis: Unos 35 indígenas.

Por segunda ves volvió a ser víctima de  incendiarios la Unidad de  Atención Integral de Salud Indigena UNISI, que funcionaba en el corregimiento de Aremashain, municipio de Manaure, La Guajira.

Cabe señalar que este organismo tiene más de dos años que se encuentra cerrado, por cuanto el gobierno departamental no ha adjudicaDo el contrato necesario para que funcione.



La demanda ante la fiscalía por este nuevo hecho delictivo contra el centro asistencial, lo formuló la Neumóloga, Soveida Brito Campo, quien estuvo al frente de la institución hasta su cierre en el año 2012.
A mediados del año anterior personas desconocidas le prendieron fuego a las instalaciones produciendo graves daños a los pocos equipos que allí se encontraban abandonados.

De otro lado también se conoció que los 'amigos de lo ajeno' han incursionado en el local llevandose parte de los equipos médicos.

Brito Ocampo hizo un llamado al gobierno departamental para que ponga  en funcionamiento la UNISI de Aremsahin, al tiempo que manifestó que hay intereses oscuros de algunas personas que  pretenden con estos hechos llamar la atención para que les sea entregado el manejo de dicho organismo.

Una de las funciones importantes que se desarrollaban en la UNISI de Aremasahín era la atención de personas afectadas por tuberculosis, la cual ahora se encuentra dispersa, sin recibir alimento y sin control del tratamiento respectivo para su recuperación.