Vulgaridades y bromas en la linea de emergencia 123 de la Policía

La Policía hace un llamado para que se haga un buen uso de la linea de emergencia 123

De 307 llamadas diarias que llegan a la linea de emergencia de la Policia en el Comando central de la Policía en el departamento de La Guajira, la mayoria son para decir groserias, bromas y simplemente personas con el ánimo de molestar.


La línea de emergencia 123 es una herramienta de seguridad con que cuenta la Policía Nacional para recepcionar todas las necesidades que tienen la comunidad en temas que afecten la tranquilidad de la seguridad y convivencia ciudadana de la comunidad. Por tal razón, el volumen de llamadas por día es muy alto, en el departamento de la Guajira oscila entre 295 y 400 llamadas por casos de seguridad ciudadana y alteraciones del orden público a las cuales se les brinda una atención oportuna a través de las patrullas de cada cuadrante de vigilancia.

Sin embargo, hay personas que realmente no entienden la importancia de esta línea de emergencia y los números de los cuadrantes de vigilancia, donde se dedican a realizar bromas y peticiones no acordes con la real naturaleza de las líneas provocando congestiones en las redes y restándole espacio a las personas que realmente están necesitando el servicio de policía por un motivo que en varias ocasiones puede ver comprometida la integridad de un ciudadano en las vías públicas de la ciudad.
Realizando un promedio diario de estas inoportunas llamadas se puede observar lo siguiente:

·       Llamadas cortadas: 160
·       Niños molestando o haciendo bromas: 30
·       Llamadas incultas: 7
·       Personas molestando: 51
·       Pedidos efectivos: 59


Por eso hacemos un llamado a la comunidad para que utilice de forma racional la línea 123, verifiquen que los menores de edad no estén haciendo mal uso de ésta y evitar realizar llamadas no acordes a la finalidad para lo cual utiliza la Policía Nacional esta herramienta técnica que la congestionen y obstruyan la entrada de reales llamadas de emergencia.