Embrujado yo?

Cualquier persona está expuesta a ser víctima de una brujería de magia blanca o negra. En cualquiera de los casos, hay síntomas que son comunes como estos:

- Dolor en las articulaciones sin razón aparente. Por ejemplo, dolor en las rodillas, en los hombros y en las muñecas son los más comunes.
- Cansancio excesivo acompañado de mareos sin razón o dolores de cabeza que pueden pasar a ser migraña en un minuto.
- Ganas de vomitar y náuseas constantes, no importa si se ingirió o no alimento.
- Sensación de pesadez en los pies y bloqueo mental. La falta de concentración y producción durante un día laboral, por ejemplo.
- En una pareja por ejemplo, lo más común es la pelea sin sentido: aún cuando se aman, discuten al mismo instante en que se escuchan las voces o cuando se ven.
- La falta de interés en lo que se hace, que lleva a faltas de ganas en la vida.
- En casos extremos, la persona pensará en suicidarse. Por esto es importante, que si no se tiene algún antecedente plsiquiátrico o de depresión, se piense en esta posibilidad.
- Desequilibrio emocional, la persona experimenta constantemente cambios en las decisiones, ideas, apreciaciones o estados de ánimo.
- Físicamente se puede dar el caso que la persona sienta demasiado calor o que su ropa o cuello le quema. Esto acompañado de una alergia que, a pesar de ser tratada, no desaparece, ni mejora.