Entrada destacada

Embajador chino y alcaldesa de Riohacha firmaron memo de entendimiento

Alcaldesa encargada de Riohacha, Isseth Tatiana Barros Brito y Embajador de la República de China, Li Nianping, firmaron memorando de entendimiento para fomentar esfuerzos, promover el intercambio cultural e impulsar la cooperación internacional en el Distrito.
El objetivo de este documento es aunar esfuerzos para intensificar la cooperación en sectores como el turismo, cultura, renovación urbana, vivienda, infraestructura, alfabetización digital, sostenibilidad cultural, cambio climático, energías no convencionales, desalinización de agua, educación, investigación, desarrollo económico y seguridad alimentaria.
La Alcaldesa del Distrito manifestó que la firma de este memorando “se convierte en el punto de partida para que la Embajada de China y el Distrito de Riohacha se comprometan a lograr acciones de gran impacto para la ciudad”.   
Por su parte el Embajador de China expresó que impulsará mecanismos para combatir la pobreza y promover la cultura, como también estrategias de implementa…

Iban a tomar venganza: Un Policía y un Wayuu murieron, hay dos heridos y un desaparecido


POR:
ANAYERIS RONCANCIO BARROS (de El Heraldo)

En el kilómetro tres, en la salida de Riohacha vía Maicao encontraron este lunes a las 9:30 de la mañana el cadáver de un joven wayuu que estaría involucrado en los hechos en los que murió el policía Luis Felipe De Ávila Epiayú y resultó gravemente herido su compañero Geider Rocha Miranda, quienes perseguían a dos hombres que huían en una motocicleta.

El hallazgo fue hecho por la mujer del fallecido, quien desde el domingo en la noche había iniciado la búsqueda de Eduardo Van-Grieken Bouriyú, de 25 años.

Según sus familiares, el joven wayuu junto con un familiar, salió esa noche a tomar venganza por sus propias manos por la muerte de un hermano de 17 años, quien fue asesinado de un tiro el 13 de febrero de este año en uno de los sectores populares del suroriente de Riohacha por dos sujetos que intentaron robarle una motocicleta.

"Le indicaron quien era la persona, fueron a realizar la acción, pero fueron interceptados por la policía y se inició el intercambio de disparos. Luego ellos heridos se fueron para el monte", afirmó una prima del fallecido.




Momento en que trasladaban el cuerpo de Eduardo Van-Grieken Bouriyú.

Familiares de Van-Grieken Bouriyú, dicen que el hombre murió desangrado por las heridas por arma de fuego que le propinaron. Además en medio del procedimiento de las autoridades, se opusieron a que se llevaran el cuerpo del lugar, debido a que por sus usos y costumbres no querían que le realizaran la necropsia.

Cerca de cincuenta hombres del Esmad, la Sijín y Policía de Vigilancia acordonaron el lugar y trasladaron el cuerpo hasta la morgue. En la carretera los vehículos se paralizaron, las personas no entendían que pasaba y hubo caos por varios minutos, cuando las mujeres wayuu en medio del llanto colocaban resistencia para que no se llevaran el cuerpo.

Sobre el paradero del hermano de Van-Grieken Bouriyú, quien lo acompañaba esa noche, sus familiares no saben nada. Ellos creen que podría estar muerto, debido a que les han dicho que también resultó herido en el intercambio de disparos con la Policía, de igual manera continúan con la búsqueda.

"Estos son hechos confusos que no se sabe que fue lo que pasó. Estamos partiendo de una presunción, no sabemos más nada. Ellos no nos contaban nada, entre los wayuu, los hombres son muy recelosos y dicen que ese tipo de asuntos son precisamente de ellos, no de las mujeres", enfatizó la familiar.

Por este hecho, que según las primeras versiones se inició como una venganza, van tres muertos, el wayuu de 17 años, su hermano y un policía. También dos personas heridas, otro uniformado y un joven, quien está en el hospital por una herida con arma de fuego que le propinaron en la mano izquierda y un hombre desaparecido, quien acompañaba a Eduardo Van-Grieken Bouriyú.

Por último la prima del fallecido indicó que lamentablemente la persona que asesinó al adolescente de 17 años no pagó su pena y "quedó el sin sabor entre los hermanos y esa sed de venganza terminó en una desgracia".


Tenía dos años y dos meses en la Policía


El patrullero Luis Felipe De Ávila Epiayú, a quien le propinaron un disparo en la cabeza y murió cuando estaba siendo atendido en una clínica de la ciudad, era natural de la comunidad indígena de Manzana, ubicada en el kilómetro 12 vía Mayapo y se crió en Barranquilla, donde está radicada su familia paterna. El uniformado tenía 2 años, 2 meses y 27 días de servicio en la Policía, además era padre de un menor y su pareja sentimental está embarazada.

Por otra parte, el uniformado herido identificado como Geider Rocha Miranda, oriundo de Cartagena se encuentra en la unidad de cuidados intensivos, luego de ser intervenido quirúrgicamente.

Las autoridades informaron que los uniformados, quienes hacían parte del cuadrante nueve, estaban realizando labores de registro y control, y en el kilómetro uno en la trocha El Patrón observaron a dos personas en actitud sospechosa a bordo de una motocicleta, "quienes al notar la presencia de los uniformados deciden agredirlos, presentándose un intercambio de disparos".


Lo despidieron con honores


En las instalaciones del comando del departamento de Policía Guajira fue despedido con honores el patrullero Luis Felipe De Ávila Epiayú. El Coronel Tito Castellanos, comandante de la institución, junto con una unidad policial, y los familiares del joven, le dieron el último adiós con honda tristeza y en un acto de reconocimiento por la entrega y sacrificio del patrullero, quien perdió la vida en cumplimiento de su deber.

El coronel Castellanos le prometió a los familiares del uniformado frente a su féretro, que adelantarán todas las investigaciones para que los responsables del homicidio sean castigados con todo el peso de la ley.

Sobre el joven herido que está internado en el hospital señaló que "Todo parece indicar que no es él quien disparó al policía".