Carta abierta al presidente

La campaña por el 'Sí' debería ser esperanzadora, hecha para desarmar el miedo que producen los cambios.

 María Jimena Duzán. Foto: Guillermo Torres
Le escribo esta carta porque creo que es hora de hacerle un reconocimiento: de no haber sido por su audacia política que lo llevó a plantear –en contra de la dirección que llevaba el viento– un proceso de paz con las Farc que hoy está a punto de finiquitar, miles de colombianos y yo -que hemos vivido en carne propia la crueldad de esa confrontación- no hubiéramos tenido la oportunidad y el privilegio de presenciar este acontecimiento histórico que pensábamos ya no íbamos a ver: el fin del conflicto con una guerrilla que durante más de 50 años libró una guerra que nos degradó a todos por igual.