Brigada de salud en la Alta Guajira

Adelantó el Ejército Nacional.

En el desarrollo de las actividades, los soldados evacuaron vía aérea a un niño que sufrió un accidente.



La Primera División del Ejército Nacional junto con su Batallón de Movilidad Maniobra de Aviación N°1 “BMMA1”, el Grupo de Caballería Blindado Mediano "Gr. Gustavo Matamoros D´Costa" y la Fuerza de Tarea de Armas Combinadas FUTAM, realizaron una jornada de apoyo al desarrollo con la comunidad indígena Wayúu de Taguaira del corregimiento de Uribía, en la Alta Guajira.

Este lugar, ubicado en el extremo norte del país, donde oscila una temperatura entre los 36 y 38 grados centígrados bajo la sombra, es una zona desértica y hace aproximadamente tres años no llueve, lo que ha dificultado el cultivo de alimentos y la crianza de animales. Este corregimiento no cuenta con vías de acceso pavimentadas y sus únicos medios de transporte son viejos camiones, motocicletas y burros.



Los soldados de la Primera División se trasladaron en un helicóptero MI-17 de la Aviación del Ejército con la Fundación "Por la Libertad de los Niños Wayuu", para beneficiar a 600 personas aproximadamente con servicios en medicina general, odontología, psicología, enfermería, crecimiento y desarrollo; también, se ofreció el servicio de peluquería, recreación y cientos de familiares recibieron mercados con productos de primera necesidad y medicinas.

Los niños tuvieron un espacio de esparcimiento y diversión; disfrutaron de la recreación con el inflables, música, cantos y el acompañamiento del soldado lancita.

Desafortunadamente, durante la jornada un niño de los que participaba en la actividad, al cruzar una de las empolvadas vías del corregimiento, fue atropellado por una moto que transitaba a alta velocidad; producto de este accidente el niño sufrió fractura en su pierna izquierda y múltiples golpes en la cabeza y cuerpo. El menor fue atendido inmediatamente por el personal médico presente y fue evacuado en el helicóptero a la ciudad de Maicao donde se recupera de las heridas.


Al finalizar la jornada, los líderes de la comunidad indígenas Wayuu de Taguaira, agradecieron la presencia de los soldados del Ejército Nacional.

El Comando de la Primera División y de sus unidades Operativas Menores seguirá llegando a los lugares más apartados de la jurisdicción, para seguir brindando bienestar a los más necesitados.