Paroxismo colectivo en La Guajira


El departamento de La Guajira entró a ser líder, tiene récord de elecciones atípicas en Colombia y todo parece indicar que por lo menos habrá otra elección de esta naturaleza, para remplazar al actual alcalde de Riohacha, Fabio David Velásquez Rivadeneira.

No se descarta que para la gobernación podría ocurrir lo mismo si se le imputan y comprueban los cargos de irregularidades en el proceso electoral al recién elegido gobernador Wilmer González Brito.

Ante este panorama el colectivo guajiro se encuentra en estado de alerta.
Los riohacheros desde que se conoció la noticia sobre la detención de su alcalde, por presunto fraude en la adjudicación de un contrato por más de 5 mil millones de pesos, para darle alimentación a los estudiantes de instituciones oficiales de la capital guajira, comenzaron a barajar nombres de posibles candidatos que remplazarían a Fabio Velásquez.

Ahora cuando se le dictó medida de aseguramiento al burgomaestre riohachero, hay campañas electorales en marcha: Unas de los movimientos y grupos políticos que ven con buenos ojos la oportunidad de tomarse el poder. Otras de sectores independientes y cívicos: Todas han tomado como caballo de batalla, el tema de la corrupción para atraer al electorado.

Si por Riohacha llueve, por el resto de La Guajira no escampa ante la posibilidad que este miércoles la Fiscalía le impute cargos al recién elegido y posesionado gobernador.

El pueblo direccionado por algunas voces que tienen poder de convocatoria, grita a voz viva que hay persecución contra este departamento, que la corrupción viene del poder central, olvidando olímpicamente que sus dirigentes y gobernantes les han fallado.


El colmo es que hasta surgió un movimiento separatista, que al menos en las redes sociales, muestra alguna fuerza. Este ha sido denominado: La Guajira, Republica independiente.