La Unión Fenosa quiere un mal negocio


Gas Natural Fenosa, multinacional que desde 1998 creó la Electrificadora del Caribe, es una empresa española de energía eléctrica fundada en 1998, filial de Gas Natural Fenosa, que opera en la parte norte de Colombia, distribuyendo y comercializando energía en los departamentos de Atlántico, Bolívar, Sucre, Córdoba, Cesar, Magdalena y La Guajira.
En síntesis, Electricaribe es una empresa española.

Los directivos de dicha empresa siempre responden que prestan un mal servicio porque los usuarios se roban la energía y muchos no pagan el servicio: En otras palabras, trabajan a pérdida y es un mal o pésimo negocio.


Ahora, después de millones de reclamos de los usuarios afectados por el deficiente y caro servicio de energía, el gobierno nacional a través de la Superintendencia de Servicios públicos decidió intervenir a la cuestionada empresa.

Pero la sorpresa que todos nos llevamos es que Gas Natural Fenosa, que es lo mismo que decir Electricaribe, pegaron el grito al cielo.

Gas Natural Fenosa, propietario del 85% de Electricaribe, ha manifestado su intención de entablar acciones legales contra el Estado colombiano por la intervención a la empresa de energía, luego que el pasado 12 de enero concluyeran los diálogos entre el grupo empresarial español y delegados de la Presidencia de la República sin alcanzar un acuerdo.


La casa matriz de Electricaribe indicó que tiene planeado iniciar el pleito judicial ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), del Banco Mundial, con sede en Washington (Estados Unidos).

De lo anterior se deduce que los señores españoles son mentirosos, que el negocio eléctrico en la costa Caribe colombiana no es malo como ellos dicen y por ello quieren seguir con el negocio.