Entrada destacada

"Muere soldado al presentar vómitos y fiebre"

El Comando de la Décima Brigada Blindada se permite informar a la opinión pública que:
1. Lamenta el sensible fallecimiento del soldado regular David Alberto Epiayú Epiayú, del Grupo de Caballería Blindado Mediano “General Gustavo Matamoros D´Costa”, adscritos a la Décima Brigada Blindada, ocurrido el sábado 19 de agosto en una institución médica en la ciudad de Valledupar.
2.  El soldado Epiayú Epiayú de 23 años, se encontraba en su etapa de instrucción y entrenamiento en el Batallón de Instrucción y Entrenamiento No. 10 "Juan Bautista Pey de Andrade" en La Loma – Cesar, cuando el pasado jueves 17 de agosto presentó malestar general, asociado a vomito y fiebre. 
3. De inmediato fue trasladado al dispensario del Batallón para la atención primaria por parte del médico de turno, quien lo remitió al Hospital Jorge Isaac Rincón Torres de La Jagua de Ibirico y ese mismo día fue trasladado a la clínica Laura Daniela en la ciudad de Valledupar para su atención.
4. Este Comando lament…

Se salvó Wiwa mordido por serpiente

* El menor de 8 años con necrosis recibió atención médica por más de 15 días en el HNSR.
  
* Fuera de peligro  niño de la etnia Wiwa mordido por serpiente.



Con una lesión en la pierna derecha producto de  una mordedura de serpiente, ingresó al Hospital Nuestra Señora de los Remedios, un niño de la etnia indígena Wiwa,  el menor acompañado de su padre llegó en  grave estado de salud después de permanecer varios días en su comunidad ubicada  en la Sierra Nevada de Santa Marta; a orillas del río Tapias dónde  había sido tratado por curanderos  y en vista que no respondió a ninguna mejoría fue llevado al Hospital de Riohacha.

 "El niño estuvo a punto de perder su pierna derecha, llegó en un estado muy grave con mal olor en la pierna afectada, ingresó al servicio de urgencia en unas condiciones lamentables de desaseo   y fetidez; llegó infectado por una mordedura de serpiente, de inmediato lo enviamos al quirófano" manifestó el especialista del área de ortopedia del hospital.

El niño, después de 15 días de evolución con necrosis e infección secundaria a una mordedura de serpiente qué le destruyó la cubierta cutánea en un 50%, se le practicó de inmediato un lavado completo de ligamento  en toda el área afectada, para luego a las 24 horas ingresarlo nuevamente al quirófano para un segundo  lavado; mejorando dramáticamente en un tercer lavado. "Después de practicar un del tercer lavado, el niño  permaneció en el hospital por un espacio de 15 días donde nuestros especialistas utilizaron  agentes  granulantes que  ayudaron a cerrar la herida y posteriormente poder practicarle un  injerto  libre de piel, este niño estaba adportas de perder la pierna como también de hacer un cuadro de septicemia, hoy gracias a Dios está fuera de peligro” explicó Flor García Peñaranda, gerente de la ESE HNSR.

El menor Wiwa, en su comunidad no recibió atención profesional, allí era atendido por un curandero y su padre, hoy bastante recuperado de su herida, es remitido a un centro de mayor complejidad para practicarle una cirugía plástica con injerto.