El mar solución a la escasez del líquido en La Guajira, propone Gobierno de Israel

Por: Javier Jules.

Vista de la playa y costa en Tel-Aviv Israel.


Si hay algo que han aprendido los israelíes a fuerza de enfrentar condiciones geográficas particulares, es a usar el ingenio para no morir de hambre o de sed.

“Israel ha logrado posicionarse como uno de los países más avanzados y más innovadores en el tema de las tecnologías de agua y le recuerdo que casi la mitad del territorio es desierto”, señala Marco Sermoneta, embajador de Israel en Colombia.

Sermoneta asegura que gran parte del agua que usan en su país, para el consumo, para bañarse y para el uso cotidiano en sus vidas, la obtienen de una fuente, por el momento, inagotable; el mar.

“Casi la mitad, o sea 300 millones de metros cúbicos de agua para uso doméstico en Israel, viene de tres plantas de desalinización que existen en mi país”, agrega.

Foto cortesía Embajada Israel

Hace una semana expertos y científicos israelíes estuvieron en Colombia y conocieron en terreno la situación de la Guajira, las problemáticas que enfrentan en materia de agua y alimentos, y según el Embajador Sermoneta, es posible que las tecnologías usadas en su nación, lleguen a territorio nacional.

“Por nuestro lado yo creo que existe toda la disponibilidad y creo que por el lado de los sectores revelantes en Colombia hay interés, ahora hay que ver es como se avanza”, indica el diplomático.

Desde hace 5 décadas Israel ha facilitado el intercambio de conocimiento especialmente en materia agrícola a Colombia. Incluso ya se ha obtenido ejemplos exitosos y en zonas desérticas están cultivando papa. Una experiencia reconocida en el medio oriente.

“A pocos metros del desierto del Negev, donde no hay mucha lluvia, pero con las tecnologías que han desarrollado se cultiva uvas y se obtiene vino”, asegura el embajador.

A partir de ahora la labor diplomática es la que permitirá avanzar en la concreción del uso de tecnologías israelíes en zonas como la Guajira. Según el embajador Sermoneta, el pronóstico es positivo.

“Estoy convencido que con las tecnologías que nosotros ofrecemos y mire que son tecnologías que han estado apoyando y mejorando condiciones desde el Golfo Persa hasta la California, entonces no veo porque no podría también ayudar a hacer un paso adelante aquí en Colombia”, puntualiza el embajador.

Un futuro en el que el mar Caribe sea la principal fuente de agua potable para varias regiones de Colombia, no es tan lejano. La cooperación internacional podría facilitar el resolver problemas alimentarios en las zonas más pobres del país.