Rafael Orozco Maestre fue asesinado un día como hoy

Rafael Orozco Maestre.

El jueves 11 de junio de 1992, nueve balazos acabaron con la vida del joven cantor de música vallenata, Rafael Orozco Maestre, quien se encontraba en el pináculo de la fama.

La noticia cayó como un  balde de agua fría sobre el pueblo colombiano y de todos aquellos que conocieron sus ejecutorias a bordo del conjunto "El Binomio de Oro".

Nadie lo podía cree... era inentendible...pero era la realidad.

¿QUIÉN FUE RAFAEL OROZCO?

Nació en la población de Becerril, departamento del Magdalena, -hoy Cesar-  un 24 de marzo de 1954, en el hogar compuesto por Rafael –Rafita- Orozco y Cristina Maestre, familia  compuesta por trece hermanos: ocho mujeres y cinco hombres.

Comenzó a trabajar muy  niño vendiendo agua a los vecinos que le pagaban por latas que sacaba del río Maracas  para ayudar a sus padres y hermanos menores del hogar.

Musicalmente se inclinó por el acordeón siguiendo los pasos de su padre y  el auge que se vivía en la región por la música vallenata, género autóctono de la Costa Caribe.

Pero fue en el canto donde logra sobresalir con su voz cadenciosa, su interpretación y canto de estos aires de una manera más sonora y brillante, dando de paso con una nueva línea musical en lo que se refiere a las agrupaciones de la época al lado del acordeonero guajiro  Israel Romero, quienes sellaron amistad y fundan la Organización musical Binomio de Oro.

Se inició como cantante una mañana en  la semana cultural del colegio Loperena en donde tuvo la oportunidad de cantar enfrentado a Juvenal Daza, Octavio Daza, Adalberto Ariño y Diomedes Díaz quienes se presentaron también en el evento.

Fue allí donde comenzaría su vida artística de manera profesional  al lado de acordeoneros como  Julito de la Ossa, y Luciano Poveda, con quienes consolidó su moderno  estilo y marca, muy diferente a los cantos de  esos momentos que  imponían  en el gusto de los seguidores del vallenato clásico.

Grabaron una treintena de Long Play en diferentes casas disqueras y el reconocimiento de toda un país por su disciplina y responsabilidad ante sus compromisos contractuales lo que les permitió ganar muchos premios nacionales e internacionales por sus ventas millonarias.

“Se fue el poeta y hasta el poema murió”, dice una de sus   canciones, pero para sus seguidores, vive sus poemas hechas canciones y así se escucha por este día y por siempre, pues vive en los recuerdos de los enamorados que lo conocieron y cantaron sus melodías.