Riohacha y Maicao ya cuentan con plan de arborización


El resultado del proyecto que busca determinar la tasa de arborización urbana por número de habitantes en las ciudades de Riohacha y Maicao, fue socializado ante los alcaldes, autoridades municipales, líderes comunitarios y comunidad en general en ambos municipios.
Con la realización de este estudio, Corpoguajira le apuesta al desafío para la construcción de ciudades biodiversas y sustentables, y es consecuente con los riesgos que genera el crecimiento demográfico en la demanda y presión sobre los recursos naturales. En Colombia, 75% de la ciudadanía vive hoy en áreas urbanas y se estima que para el 2050 au-mentará a 85%, según cifras del DNP y del Banco Mundial.
El estudio ejecutado entre Corpoguajira y la Corporación Preservar aporta al cumplimiento de objetivos específicos relaciona-dos con el sostenimiento y conducción de los procesos ecológicos, garantizando la conectividad ecológica y la disponibilidad de servicios ambientales en los municipios en mención; elevar la calidad ambiental y balancear la oferta a través del territorio en correspondencia con el poblamiento y la demanda; motivar la apropiación sostenible y promover el disfrute público de la oferta ambiental por parte de la ciudadanía.
La muestra para la realización del estudio fue de 20 barrios por municipio, cuyos resultados indican que en Riohacha el índice de arborización por persona está alrededor de los 7,88 m², mientras que en Maicao alcanza a los 9,38 m²; no muy distantes de la recomendación de la OMS.
Un resultado adicional indica que en Maicao el arbola-do en los barrios censados es de 15.483, representados en 108 especies y 42 familias. En Riohacha igualmente el inventario arbóreo arrojó 13.429 árboles sembrados distribuidos en 110 especies y 43 familias. Entre las especies hay 61 que son exóticas.
Además del índice de arborización por número de habitantes, la identificación de la estructura ecológica y la determinación de zonas críticas, el estudio permite la construcción de un plan de arbolado para cada ciudad, priorizando especies aptas por suelo y clima, incluyen-do estrategias para la conservación de los ecosistemas en materia de arborización.
El estudio de medición de arborado se ajusta a los lineamientos nacionales, que definen estructura ecológica a nivel nacional, igualmente está amparado en el pro-pósito de la ONU a través del programa Hábitat, que incluye la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 9 m² de áreas verdes por persona para garantizar el índice de sustentabilidad en las ciudades.