Cancillería colombiana repudia atentado que dejó 13 muertos en Barcelona



El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, en nombre del Gobierno Nacional, expresa su condena al atentado terrorista ocurrido hoy 17 de agosto en la ciudad de Barcelona, que provocó víctimas mortales y numerosos heridos.

Colombia manifiesta sus más profundos sentimientos de condolencias y solidaridad con el pueblo y el Gobierno de España, y hace votos por la pronta recuperación de las personas que resultaron heridas.

Colombia reafirma su rechazo a cualquier manifestación de violencia y acción terrorista, las cuales no tienen justificación alguna, y atentan contra los derechos fundamentales de las personas, en particular el derecho a la vida.

LOS HECHOS

Una furgoneta atropello a la multitud que transitaba la Rambla de Barcelona provocando 13 muertes y causando más de un centenar de heridos en una tarde de pánico en el corazón de Barcelona.

La policía autonómica confirmó que se trata de un atentado terrorista y que tenía relación con la explosión de una vivienda en Alcanar (Taragona) la madrugada pasada.


El vehículo alquilado por los terroristas inició su recorrido en la confluencia de la Rambla con Plaça Catalunya y ha recorrido 600 metros hasta el mosaico de Joan Miró (Carrer Hospital), atropellando a toda la gente que se encontraba, haciendo eses para causar el mayor daño.

El presidente de la Generalitat, Carles Pugdemont, indicó que hay dos detenidos en relación a la masacre terrorista. Aunque Puigdmenont anunció 12 muertes, el SEM actualizó la cifra a 13 personas fallecidas por el atropello mortal.

El atentado terrorista perpetrado con furgoneta se ha convertido, por ahora, en el segundo más mortífero en Barcelona tras el de Hipercor en 1987. En concreto, el balance, según Emergències, es de 13 muertos, 15 heridos graves , 23 heridos menos graves y 48 heridos leves.

Joaquim Forn, conseller de Interior, confirmó las 13 muertes y más de un centenar de heridos, contando los que fueron por su cuenta a los hospitales, lo que aumentó el balance inicial de unos ochenta.

El mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, informó de las dos detenciones practicadas y aseguró que ninguno de ellos es el conductor de la furgoneta, aunque están relacionados “directamente con el atentado”. Según su relato de los hechos, el conductor abandonó el vehículo a la altura del Liceu tras el atropello mortal y no hay evidencia de que la persona que salió de la furgoneta fuera armada de manera visible.

Trapero afirmó que el atentado guarda conexión con otro incidente registrado la madrugada del jueves, la explosión de una casa en la localidad de Alcanar. Hay “claras” relaciones, indicó Trapero. La policía habló de una célula terrorista y sospecha que el conductor huido era uno de los tres implicados en la explosión de Alcanar, donde había una veintena de bombonas de butano.

Mariano Rajoy anunció tres días de luto oficial y la próxima convocatoria del Pacto Antiterrorista


Driss Oukabir
El mayor de los Mossos indicó que los dos detenidos son de Melilla y de Marruecos. También confirmó que el marroquí es Driss Oukabir Soprano, con residencia en Ripoll. Según la agencia Efe, Driss Oukabir pasó un mes en la cárcel de Figueres en 2012 acusado de un delito de abusos sexuales.

Un par de horas después del atentado, un coche atropelló a dos mossos d’Esquadra en un punto de control en la avenida Diagonal en dirección a la salida de Barcelona, han informado fuentes policiales. Pero Josep Lluís Trapero descartó una relación de estos hechos con el atentado de La Rambla. El conductor se dio a la fuga y acabó muriendo en un intercambio de disparos con la policía en Sant Just Desvern.