Coomeva traslada a otras EPS a sus usuarios

La secretaría de Salud de la Gobernación del Atlántico será la encargada de brindar acompañamiento al proceso de migración de los afiliados de Coomeva a otras EPS, ante el anuncio de retiro de la empresa promotora de salud de ochos municipios del Atlántico. 
Así lo dio a conocer el secretario de Salud de Salud departamental, Armando De la Hoz Berdugo, quien reiteró: "al igual que hicimos en el momento de la salida de operación de Caprecom y la migración de sus usuarios a la Nueva EPS, en esta oportunidad estamos en el día de hoy, oficiando a los alcaldes municipales sobre el proceso y estaremos atentos a garantizar el traslado de los usuarios a las EPS que estos escojan”. 
Coomeva será responsable del aseguramiento de la población hasta el 31 de agosto y a partir del 1 de septiembre Medimas, Faminsanar, Sura y Nueva EPS serán las EPS receptoras de los afiliados de los municipios de Barana, Candelaria, Galapa, Malambo, Puerto Colombia, Sabanagrande, Santo Tomás y Palmar de Varela. Desde el 1 de septiembre los usuarios tienen un lapso de tres meses para elegir libremente a qué EPS desean afiliarse, la cual debe estar en operación en su municipio de residencia en el régimen contributivo.
El funcionario agregó que  gracias a la documentación enviada a la Superintendencia de Salud por parte de la secretaría de Salud departamental, fue posible evidenciar la falta de red para la prestación de servicios de Coomeva EPS a los afiliados del ente territorial Atlántico. La gestión del ente territorial evidencia la defensa del servicio de salud de los afiliados a Coomeva en los ocho municipios del Atlántico donde hoy esa EPS tiene operación de aseguramiento. “Ahora debemos esperar a que las secretaría de Salud municipales hagan lo propio en esta transición, con nuestra debida asesoría y asistencia técnica”, manifestó De la Hoz. 
La Superintendencia Nacional de Salud autorizó a Coomeva el retiro voluntario de su operación para el régimen contributivo en 223 municipios del país debido a las dificultades que presenta la EPS para garantizar la prestación del servicio en las zonas de retiro.