Las primeras oficiales de la Armada Nacionales


Hace exactamente dos décadas, el Alto Mando de la Armada Nacional decidió incorporar mujeres en las filas de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”, consciente de que su aporte sería fundamental para el proceso de desarrollo institucional. Es así como en agosto de 1997, ingresaron las primeras 14 mujeres para formarse como Suboficiales Navales.

Las damas seleccionadas, procedentes de diferentes rincones del país, hacían parte del Curso No. 007 de Grumetes Administrativos: hombres y mujeres tecnólogos, graduados en las especialidades de enfermería, sistemas, auxiliar contable y hotelera y turismo, principalmente. Hoy, 20 años después, todas siguen activas y han alcanzado el grado de Suboficial Jefe. Trabajando con tenacidad y amor patrio, hombro a hombro con los varones, se han ganado el respeto y la admiración de todos por su inteligencia, entrega, disciplina y, especialmente, su deseo de servirle a Colombia.


Tras el ingreso de este grupo de valientes mujeres, al Alma Mater de la Suboficialidad Naval se han incorporado cerca de 300 más, con las especialidades de músicos, tecnología ambiental, topografía y criminalística, entre otras, quienes prestan sus servicios en diferentes unidades de la Institución Naval en todo el territorio nacional. “Nosotras cambiamos la historia de la Armada Nacional. 

Fue un reto demostrarle a la institución y al país que sí podemos aportar al desarrollo de las Fuerzas Militares y trabajar por la Patria. Hemos cumplido muchos sueños y expectativas”, señala la Suboficial Jefe Rita Indira Blanco Trujillo, quien actualmente se desempeña como enlace de la Armada Nacional en la sede de Caja Honor en Barranquilla.