¿A qué jugamos?

Por Ignacio escudero Fuentes.
Definitivamente el “cuco” de la selección de futbol de Colombia, es la vinotinto. Antes, era Brasil y Argentina. Esta afirmación está soportada por las estadísticas. En dos décadas la cafetera no ha podido derrotar a los venezolanos, no obstante ser los coleros en las eliminatorias con miras al Mundial Rusia 2018. A lo anterior, agregamos que jugaron con una nómina renovada y joven, también con un técnico que recién se inicia, como es el ex guardameta Dudamel.

En efectos, el 0-0 en San Cristóbal con el último de la eliminatoria, partido clave para la clasificación no ganamos un punto como piensa el profe, perdimos dos. Era la oportunidad de ganar así jugaran mal. Como efectivamente ocurrió. Tampoco podríamos esperar más. Un equipo que no tiene jugador que piense, es perdedor o a lo sumo empata, que fue lo que ocurrió.

Que se generaron opciones de goles?, no se discute. Venezuela también lo hizo. Por eso los protagonistas del partido sin discusión fueron los guardametas David Ospina y Faríñez, joven promesa que pinta para Europa.

Lo que no se discute es que el profe, muy a pesar que planteó el partido para ganar-Falcao – Charà - peco con la ausencia del clásico 10. Seguramente las opciones de gol la hubiéramos multiplicado por 10. Pero prefirió concentrar su poderío en la media cancha, no para atacar sino para defenderse. Desafortunadamente confió en Cardona, quien se jugó el peor partido de su vida. Así es el futbol. Yo hubiera preferido convocar a Magnelly o poner de inicialista a “gio” Moreno. Pensamos y jugamos como Venezuela, por eso el resultado.

¿Qué viene? Borrón y cuenta nueva si queremos mantener la llama encendida de la esperanza de clasificar nuevamente a un Mundial. Antes que jalón de oreja del cuerpo técnico, los sicólogos y siquiatras a trabajar el grupo para mentalizarlo que no somos los mejores del mundo, como lo hacen creer algunos medios de comunicación. Los partidos y buenos resultados se obtienen en el gramado donde toca poner el cuero con verraquera, sacrificio, pundonor deportivo, trabajo en equipo y humildad. Nunca subestimar al contrario, así esté de colero. Tampoco al que lidere la competencia, No son extraterrestre como algún tiempo lo calificaron los haitianos-sino humanos y mortales como los demás.

Así es que, el próximo partido contra la selección que ya está clasificada y transita de la mano de Neymar Jr, Dani Alves, Paulinho, Coutinho  por el “jogo bonito” que la caracterizó en el Mundial de México 70, de la mano de un cuerpo técnico liderado por el estratega Tite, hasta ahora imparable.

Ayer, completó la novena victoria consecutiva al imponerse a Ecuador por 2-0, en Porto Alegre, en el marco de la decimoquinta fecha de las Eliminatorias Sudamericanas. Otro, con suficientes merito “hueso duro de roer”. Ahora sí, toca afirmar que vamos a bailar con la más fea, la verdeamarelha. Las estadísticas y resultados son irrefutables. Por eso mi afirmación al inicio del escrito que, no ganamos un punto perdimos dos.

Adenda 1: La fecha anterior, favoreció a Paraguay y Perú, que se volvieron a meter en la línea de clasificación para ir al mundial de Rusia. Los perdedores fueron Colombia y Chile, que dejaron una valiosa oportunidad de asegurar la clasificación.
Adenda 2: Colombia a pesar de ocupar la segunda casilla, podría caer a posición de repechaje. Ojalá y no, pero es posible.

Escribió:

IGNACIO RAFAEL ESCUDERO FUENTES