Corpoguajira por el rescate del ecosistémica manantial cañaverales


Los Bosques de Cañaverales cuyo epicentro lo constituye el espacio donde aflora un manantial, así como también un humedal aledaño, han constituido a través del tiempo un referente social y cultural y un territorio particularmente apreciado por la comunidad asentada en el corregimiento de Cañaverales, de tal manera que sus miembros se han establecido en sus guardianes y protectores, adelantando una labor conservacionista que merece los mayores reconocimientos y es un ejemplo a seguir en otras latitudes del territorio nacional.

Por lo anterior, la Corporación Autónoma Regional de La Guajira en sus funciones institucionales realizó estudios en esta área de interés, declarándola como área natural protegida y gestionando los recursos para restaurar su ecosistema con el apoyo incondicional de la población aledaña, siendo los primeros beneficiarios de esta fuente hídrica como es el caso de los corregimientos Cañaverales, California, Cappuccino y Corralejas.

La recuperación de 144 hectáreas de activación de siembra de especies forestales amenazadas como el guayacan, puy, corazón fino, cedro, roble, entre otras; como también en el caso de la fauna con los monos aulladores, zorros, guacamayas y ardillas que habitan en lugar. Cerca de los 2.500 habitantes contarán con un aislamiento de 65km para la conservación de las 990 hectáreas que constituyen el Manantial de Cañaverales, estos serán algunos de los factores que contribuirán a la conservación de esta área protegida.


El proyecto se ejercerá durante 12 meses, implementando 10 talleres de capacitaciones por parte de los funcionarios de la corporación contando con la participación de los habitantes de la zona y dentro de ellos los guardianes de ambiente y paz, por medio de este proyecto recibirán información sobre la restauración del ecosistema y ecoturismo. Implementando el uso de la unidad productiva que los ayudará a afianzar este proceso a favor de quienes se abastecen del manantial.

 Corpoguajira invita a tener sentido de pertenencia, conservar y preservar los recursos ambientales que nos brinda nuestro departamento, ya que son parte fundamental para el desarrollo del ecosistema y la especie humana por ser altamente beneficiarios de la biodiversidad.