DPS llegó a dos mil 500 obras

  • 18 millones de personas se han beneficiado de los proyectos de infraestructura social.
  • Gobernaciones y Municipios, presentan anualmente sus proyectos de alto impacto social. 
¿Sabía usted que 18 millones de colombianos en situación vulnerable (37.5% de la población del país) han mejorado sus condiciones de vida gracias a proyectos de Infraestructura Social y Hábitat financiados con recursos de la Nación a través del Departamento para la Prosperidad Social?

Se trata de pequeñas y medianas obras como vías urbanas, espacios públicos y comunitarios, mejoramientos de vivienda y soluciones de agua potable y saneamiento básico, que permiten generar entornos saludables, seguros y dignos, contribuyendo así a la superación de la pobreza multidimensional.

A través del programa “Obras para la Prosperidad” la Entidad se ha convertido en un gestor del desarrollo urbano y rural en favor de la población más vulnerable. Y es que mediante esta articulación Nación-Territorio, no sólo se promueve el diseño de proyectos de obra pública pensados para este sector por las Entidades Territoriales, sino que también se fortalecen sus capacidades de financiación de activos que se incorporan al patrimonio territorial y permiten la generación de mayores posibilidades de crecimiento, al habilitar más y mejores servicios para las comunidades.

El Centro de Escuelas de Formación Cultural y Deportiva de Anapoima, la obra #2.500, beneficiará a 10 mil personas que tendrán acceso a instalaciones de recreación de primer nivel como ludoteca, piscina, teatro, salón de danza, auditorio, gimnasio y cafetería.
 

Grandes avances


A nivel nacional, desde 2010, se han financiado 3.342 proyectos con una inversión superior a los $3.5 billones de pesos, distribuida en 870 municipios de los 32 departamentos del país.

La infraestructura social impulsa la economía, propicia calidad de vida y promueve la reconciliación; es por ello, que se trata de una de las armas más importantes en la guerra contra la pobreza que ha emprendido el Gobierno Nacional.

En esta línea, vale la pena dar una mirada a diez de las obras de infraestructura social más destacadas:
1. Soluciones integrales de agua (La Guajira)
 
Esta estrategia contempla el desarrollo de un total de 29 soluciones integrales de agua con una inversión superior a los $17.000 millones de pesos, en dos etapas, la primera con 17 soluciones y la segunda con 12. Cabe recordar que el agua, recurso vital para la subsistencia humana, es una de las mayores necesidades de la comunidad indígena wayú. Durante décadas, La Guajira ha sufrido por la falta del líquido, cobrando cientos de vidas humanas y generando múltiples problemas de salud pública por el consumo de agua no potable.

“Las soluciones integrales consisten en suministrarle a la población agua segura, facilitar el acceso a alimentos, impulsar proyectos productivos y trabajar con la comunidad en la formación en hábitos y estilos de vida saludable”, explicó Nemesio Roys Garzón, Director de Prosperidad Social.

Los trabajos realizados en las poblaciones de Flor de la Guajira, Karrisal, Katanamana, Paraíso, Monterrey, Wayakasira, Rirritana, Amalipa, Kanasumana, Maicaito, Romana, Warepa Chiquita y Apiolaraín beneficiarán a más de 34.000 personas.
 
2. Intervenciones Sierra Nevada de Santa Marta (Magdalena y Cesar)

Son 21 intervenciones, seis en el Magdalena, cuatro en La Guajira y 11 en el Cesar, con una inversión que asciende a los $58.570 millones de pesos.

Además, se han construidos 10 puestos de salud y tres centros de recuperación nutricional apoyados para su funcionamiento con las IPS, indígenas en su mayoría.

A favor de la educación indígena, se crearon 10 centros etnoeducativos y se realizaron cinco mejoras a infraestructuras educativas existentes. Asimismo, se construyeron internados en cinco centros poblados, para alumnos que debían desplazarse desde lugares muy lejanos.
3. Parque principal de Salgar (Antioquia)
La madrugada del 18 de mayo del 2015 será recordada como una de las más tristes para  Salgar (Antioquia) y para el país, ese día el desbordamiento de la quebrada la Liboriana cobró la vida de cerca de un centenar de salgareños, dejó una docena de desaparecidos y 1.148 personas resultaron damnificadas.
Ante esta emergencia, el Gobierno Nacional encaminó todos sus esfuerzos para atender a los damnificados, rescatar a las víctimas, buscar a los desaparecidos y realizar todas las labores necesarias para remover el lodo, los escombros y estabilizar la zona. Una vez adelantada esta fase, la reconstrucción de Salgar era el objetivo principal y en ese propósito Prosperidad Social aportó en la recuperación y remodelación del parque principal del municipio, espacio que hoy es lugar de encuentro y de esperanza para los habitantes de esta zona antioqueña.
El proyecto, que contó con una inversión de 2.632 millones de pesos y que benefició a 18.000 personas, comprendió la intervención de 4.113 metros cuadrados de espacio público, que incluyó el canal abierto (46 metros) y cerrado (boxculvert, 42 metros) que atraviesa en diagonal al parque, por donde circula la quebrada La Cosme. Además, se trabajó en el urbanismo, el mobiliario urbano y en la construcción de kioscos, módulos de ventas y puntos especiales para los lustrabotas.
4. Malecón de Puerto Colombia (Atlántico)

Es un proyecto en el que Prosperidad Social invirtió $5.639 millones de pesos y que beneficia directamente a 11.300 personas; además de ser un espacio que mes a mes disfrutan miles de turistas.

Los trabajos en el Malecón han generado impactos positivos, destacando el orden que tiene hoy en día el sector gracias a las bahías lo que proporciona mayor seguridad y disminuye los accidentes y la contaminación.

Además, la zona se transformó gracias a la pavimentación de 462 metros de vía (278 metros lineales y 184 metros de rotonda), la construcción de un sendero peatonal paralelo a la vía de 10 metros de ancho, la disposición de dos rampas para discapacitados, ocho escaleras, la instalación de luminarias, la recuperación de playa, entre otros factores que han mejorado la calidad de vida gracias a la reactivación económica que se ha dado.
5. Complejo deportivo de La Independencia (Buenaventura)

Una tierra con tanto talento se merecía un escenario a la altura de sus deportistas. El puerto más importante de Colombia, ubicado en el Valle del Cauca a orillas del mar Pacífico, rico en cultura y biodiversidad, pero a la vez golpeado fuertemente por el conflicto armado, la corrupción, el narcotráfico, la delincuencia, la drogadicción, entre otras problemáticas, ve en el deporte un aliado para que los jóvenes y la comunidad den un paso hacia la reconciliación y exploren sus capacidades a través de las disciplinas deportivas.

El complejo deportivo de La Independencia, en el que Prosperidad Social invirtió $5.997 millones de pesos y que beneficia directamente a 3.500 personas, transformó un escenario deportivo precario, una cancha en arena que a su vez se había convertido en un lugar lleno de basura, en una infraestructura idónea para reunir a la comunidad, integrarla, reconciliarla e invitarla a practicar deporte para encontrar nuevas motivaciones, además de ser una herramienta para alejar a los jóvenes y a la comunidad de problemáticas sociales como la delincuencia común y el consumo de alcohol y drogas, convirtiéndose así en un símbolo de esperanza y progreso.

“El terreno donde se levantó el proyecto guarda las historias de los deportistas del barrio La Independencia y de otros de alto rendimiento que llegaban hasta este lugar, como fueron los futbolistas profesionales Marino Klinger, Delio 'Maravilla' Gamboa, los hermanos Víctor y Teófilo Campaz, Freddy Rincón, Adolfo Valencia, Osman López, Luis Fernando Mosquera, entre otros. Además, varios de estos fueron claves en la estructuración del proyecto y le hicieron seguimiento a la ejecución del mismo”, explicó Juan Becerra, entrenador de escuelas deportivas de Buenaventura.
6. Renovación colegios Francisco Arango, Manuela Beltrán y Normal Superior (Villavicencio)
Contar con mejor infraestructura en tres de las instituciones educativas públicas más importantes de Villavicencio fue la meta que se trazó este municipio. Las obras, en las que Prosperidad Social invirtió en total $15.781 millones de pesos del presupuesto de la Nación benefician a 10.820 estudiantes, la mayoría de estos pertenecientes a los estratos 1 y 2. 
En la Institución Educativa Francisco Arango, en la que se realizaron labores de reconstrucción de gran impacto por $ 7.000 millones de pesos, 1.440 estudiantes tendrán aulas y escenarios idóneos para las clases y la recreación, lo que permite ampliar la cobertura educativa e implementar estándares de calidad.
Además, la construcción de nuevas infraestructuras físicas en las instituciones educativas Manuela Beltrán y en la Escuela Normal Superior, en las que se invirtieron $4.064 y $4717 millones de pesos, respectivamente, ofrecen nuevos entornos para 7.200 estudiantes, en la primera; y para 2.180 estudiantes en la segunda.
“Estos proyectos reducen las brechas existentes entre la educación privada y la pública. Las instituciones educativas contaban con una infraestructura era obsoleta, en algunos casos con más de 40 años de uso y sin los mantenimientos correctivos necesarios, lo que ponía en peligro la integridad de estudiantes, profesores y demás colaboradores. Las obras también son clave para ampliar la oferta educativa, avanzar en la implementación de la Jornada Única, al contar con nuevas aulas, y son un factor que incide positivamente en la comunidad para formarse y soñar con grandes cosas, clave para que la educación ayude a superarse en entornos sociales que son complejos”, afirmó Jorge Daniel Beltrán Bohórquez, secretario de Educación de Villavicencio.
7. Parque recreacional, deportivo, cultural y ecológico La Hermosa (Santa Rosa de Cabal)
Un complejo deportivo conformado por una cancha sintética de fútbol, pista de bicicrós (remodelada) y patinódromo, estos últimos dos con las especificaciones necesarias para acoger eventos de las ligas nacionales de estos deportes, son el resultado del proyecto que financió Prosperidad Social y que tuvo un costo de 2.194 millones de pesos.
Las obras, que acogen a deportistas de Santa Rosa de Cabal, Dosquebradas, Pereira y Chinchiná, además de otros municipios del área, benefician a cerca de 50.000 personas.
John Jairo Vargas, secretario de Deportes de Santa Rosa de Cabal, explicó: “este proyecto, además de ser clave para el deporte del municipio y de la región, abrió nuevas oportunidades para personas que antes no contaban con este tipo de escenarios y que no tenían los recursos para pagar una cancha de fútbol sintética. Además, la seguridad del sector donde está ubicad mejoró, gracias a que el municipio diseño un plan de sostenimiento que incluye seguridad 24 horas”.
8. Plaza de eventos y mercado campesino Cantalicio Rojas González (Natagaima)
Fortalecer la economía local, facilitar el acopio y el comercio de los productos agrícolas de la región y contar con un espacio para la recreación y la integración social de los pobladores de Natagaima, son ejes fundamentales de este proyecto en el que Prosperidad Social invirtió $2.532 millones de pesos, impactando positivamente a 20.000 personas.
La obra, en la que se construyeron cerca de 5.000 metros cuadrados, es clave para los pequeños productores, los transportadores y los distribuidores del municipio y sus alrededores, permitiendo el encuentro de asociaciones del sector agropecuario e impulsando iniciativas de desarrollo social y económico.
9. Mejoramiento y ampliación del estadio Primero de Mayo (Girón)
Girón estaba en deuda de contar con un estadio digno para la práctica de fútbol, que engalanara este hermoso municipio y que a su vez se convirtiera en un punto de encuentro e integración para la comunidad.
Anteriormente el barrio Primero de Mayo contaba con la cancha ‘La Calavera’, un terreno que no estaba nivelado, en el que las dos graderías contaban con apenas cuatro escalones y se encontraban deterioradas.
Ahora, con el proyecto de remodelación y ampliación del estadio Primero de Mayo (con capacidad para 1.500 personas), en el que Prosperidad Social invirtió 6.180 millones de pesos, el escenario cuenta con una gramilla sintética que cumple con las medidas que Fifa, además de dos graderías cubiertas, dos camerinos con baños y dos baterías de baños para los espectadores. Los trabajos realizados también comprendieron la instalación de un sistema de iluminación nuevo, la adecuación de las zonas exteriores del estadio y el montaje de un biogimnasio para la comunidad, además de un espacio para el montaje de un CAI.
Con las obras se beneficia a cerca de 11.000 personas (la mayoría pertenecientes a los estratos 1 y 2), buena parte niños y jóvenes que se encuentran en proceso de formación deportiva y que pertenecen a clubes y escuelas de fútbol que ya cuentan con un espacio renovado, seguro y con las especificaciones técnicas óptimas para practicar este deporte.
10. Adecuación y pavimentación de vías urbanas en el municipio de Taraira (Vaupés)
Teniendo en cuenta que es un municipio muy joven y que acceder a él es complejo, el proyecto que se llevó a cabo para la pavimentación de vías urbanas tiene mayor relevancia. Las obras realizadas, en las que Prosperidad Social invirtió 2.887 millones de pesos, benefician a 1.471 habitantes de la cabecera municipal e indirectamente a la comunidad perteneciente a los 15 grupos étnicos que habitan en el área rural.

Los trabajos realizados facilitan el acceso a equipamientos públicos (hospital, centro deportivo y colegio principal) y contribuyen con el desarrollo y urbanismo de la cabecera municipal, mejoramientos que se reflejan en la calidad de vida de la población y en la valorización de las viviendas.

A través de la infraestructura social, Prosperidad Social busca mejorar la vida de millones de colombianos que hoy cuentan con instituciones educativas, centros de salud, lugares de esparcimiento y vías dignas; con el objetivo de ganarle la guerra a la pobreza.