ONU deplora muerte de campesinos en Tumaco, Nariño

"Algunas asociaciones de la zona sostienen que fue una reacción desmedida de la Fuerza Pública frente a la protesta".

Jean Arnault, jefe de misión de observación de la ONU.
Colprensa

El jefe de la Misión Especial de la ONU en Colombia, Jean Arnault, expresó sus condolencias a las familias de los campesinos muertos en Tumaco, Nariño. Las autoridades aún no confirman la cifra de fallecidos, sin embargo, las primeras versiones sugieren que fueron ocho campesinos quienes murieron en confusos hechos.

“En nombre de la Misión lamentamos profundamente los acontecimientos que se produjeron ayer en Tumaco y que dieron como resultado la muerte varios campesinos. Esta Misión, a lo largo de los últimos meses, ha insistido en que las economías ilegales representan un reto para la consolidación de la paz en Colombia y los acontecimientos trágicos de ayer vienen a reforzar esa convicción”, aseguró Arnault.

Y agregó que es una necesidad del país propiciar a través de todos los medios posibles “que los campesinos de las regiones afectadas por el cultivo de coca puedan escapar de la disyuntiva mortal, en el caso de ayer, entre la extrema pobreza y la ilegalidad”.

El jefe de la Misión Especial de la ONU en Colombia agregó que los acontecimientos de ayer “nos tienen que motivar para reflexionar sobre la manera de superar estos desafíos que conciernen no solo a los campesinos de Tumaco sino al proceso en general para lograr la paz en Colombia”.

Los hechos presentados en Tumaco aún son confusos y las autoridades reportan un ataque con explosivos en contra de la población civil. Sin embargo, algunas asociaciones de la zona sostienen que fue una reacción desmedida de la Fuerza Pública frente a la protesta.