Alcalde Fabio Velásquez regresó a su despacho

El mandatario quedó en libertad por vencimiento de términos en el marco de la investigación que se le lleva a cabo por presuntas irregularidades que se presentaron en la contratación del PAE. 

El mandatario también fue destituido e inhabilitado por doce años en un fallo de primera instancia por parte de la Procuraduría General de la Nación.


El alcalde de Riohacha Fabio Velásquez (derecha) reunido con Miguel Pugliese Chassaigne, alcalde en calidad de encargado. Cortesia.

Después de quedar en libertad por vencimiento de términos en la investigación al alcalde electo de Riohacha, Fabio Velásquez Rivadeneira, por presuntas irregularidades en la contratación del PAE, el mandatario asumió de nuevo su cargo en reemplazo de Miguel Pugliese Chassaigne, quien estaba en calidad de designado.

Velásquez salió de la cárcel La Picota de Bogotá, el sábado hacia Barranquilla, llegó al corregimiento de Camarones, de donde es oriundo, y ayer a las ocho y treinta de la mañana se reunió con Pugliese en el que nuevamente será su despacho.


Al salir del encuentro dijo que comenzó de inmediato el proceso de empalme para volver al cargo y retomar las actividades y acciones al frente de la Administración distrital.

“Queremos continuar con los proyectos que habían quedado en el tintero como el del mercado nuevo, el de las madres cabeza de familia, el de los mototaxistas, las escuelas deportivas, la reconversión laboral, el espacio público y todos esos que habíamos planeado”, afirmó.

 Explicó que su regreso se debe a que el Decreto 117 del 19 de enero de 2018, a través del cual se designó a Miguel Pugliese, quedó sin efecto al quedar él en libertad.

“El Ministerio del Interior nos dio instrucciones de iniciar ya con el proceso para que la administración no se detenga y siga funcionando normalmente”, indicó Velásquez.

¿Por qué fue apartado del cargo?

El alcalde de Riohacha y su secretaria de Educación, Dilcey Acosta, se encontraban privados de su libertad luego que el juez 81 de control de garantías de Bogotá, Freddy Guarín Urrego, les dictara medida de aseguramiento en La Picota y el Buen Pastor, respectivamente, por las presuntas irregularidades con el contrato de alimentación efectuado con la Asociación Social del Caribe (Asocar) por valor de $5.713 millones.

El contrato tenía por objeto: “El apoyo al Programa de Alimentación Escolar para niños, niñas, adolescentes y jóvenes matriculados en el Simat, vigencia 2016, jornada única y establecimientos focalizados en las zonas urbana, rural e indígena del Distrito de Riohacha, La Guajira”, el cual se suscribió de manera directa a través de un convenio de asociación.

El mandatario también fue destituido e inhabilitado por doce años en un fallo de primera instancia por parte de la Procuraduría General de la Nación.

A su turno, Miguel Pugliese Chassaigne, quien estuvo como alcalde designado durante 43 días, aseguró que seguirá colaborando con la Administración distrital desde donde esté, e hizo un balance positivo de lo que logró en ese tiempo.

0