Aumentan casos de nulidad del matrimonio católico en Colombia

La Iglesia anuló 727 matrimonios este año en Colombia

El decreto de nulidad declara que el vínculo del sacramento del matrimonio nunca existió, desde el inicio de la vida conyugal. Si ésto se decide por un tribunal de la Iglesia, los cónyuges son libres para casarse nuevamente.


Entra las causales más comunes se encuentran: la ausencia de la madurez requerida, incapacidad para ser buenos esposos o esposas, padres o madres, presencia de trastornos psíquicos, no querer casarse para siempre, no querer tener hijos y casarse obligado por fuertes presiones. Existen también algunas circunstancias sintomáticas que se toman en consideración: presencia de adicciones (alcoholismo, drogadicción, ludopatía, etc.), grave irresponsabilidad, alteraciones psicológicas graves, violencia y malos tratos, embarazos en el noviazgo, abortos, conductas anticonceptivas, infidelidad, etc.


Por: Fernando Posada

A poco más de un año de que el Papa Francisco anunciara una reforma para las nulidades matrimoniales, en Colombia la medida ya ha sido implementada y las anulaciones han incrementado entre la ciudadanía.


RCN Radio investigó el tema y encontró que ahora cualquier colombiano casado puede solicitar la anulación de su matrimonio sin la necesidad de contar con el apoyo de su pareja.


En septiembre de 2015, el Papa Francisco anunció una medida que facilitaría el acceso al recurso de las anulaciones de matrimonios católicos. La reforma ordenada por el vaticano procuraba ahorrar esfuerzos en los trámites para este recurso.


En Colombia, uno de los mayores cambios que trajo la reforma del recurso de la anulación es que, tal como el Papa Francisco lo solicitó, ahora es gratuito para los estratos más bajos.


Según le contaron a RCN Radio varios jerarcas de la Iglesia Católica que han aprobado anulaciones, entre las principales medidas implementadas en el país tras la reforma ordenada por el Vaticano se encuentra la eliminación de la segunda instancia que aprobaba las anulaciones.


Hasta hace pocos meses, la solicitud de nulidad era enviada por una pareja a un tribunal local explicando su caso y las razones por las que demandaban una nulidad. El caso era estudiado y en caso de ser aprobada la nulidad, ésta debía ser sancionada finalmente por el Tribunal Eclesiástico Nacional.


Ahora la decisión tomada a nivel local no necesita ratificación alguna, según explica Monseñor Luis Madrid Merlano, arzobispo del municipio de Pamplona (Norte de Santander), en donde las anulaciones pasaron de dos en cinco años a treinta en 2016.


“La orden del Papa Francisco a los obispos es que se hagan más accesibles las anulaciones”, agregó el Arzobispo, asegurando que en estratos 0 y 1 los procesos por anulación son gratuitos.


A pesar de que no existe una estadística unificada a nivel nacional del incremento en las anulaciones, esta alza también ha sido notada en Bogotá. En la capital colombiana, de 2015 a 2016 la estadística se duplicó, según le reveló a RCN Radio el Tribunal Eclesiástico de Bogotá.


La reforma no cambió los motivos de nulidad matrimonial, que en total son 28. Entre estos se encuentran engaños de la pareja sobre aspectos como su origen y un eventual engaño frente a la voluntad de matrimonio, así como también la disparidad de cultos religiosos y las adicciones por parte de uno de los contrayentes. El incesto y la impotencia sexual también han sido algunos de los más frecuentes motivos de anulación a lo largo de la historia.

0