Leishmaniasis en La Guajira acabó con la vida de un docente pensionado


Omar Redondo Cantillo, un docente pensionado y agricultor quien pasaba su tiempo entre Riohacha y su finca en el corregimiento de Juan y Medio, fue la víctima fatal de leishmaniasis.

Esta persona, de 72 años, comenzó a presentar un pequeño brote el 26 de diciembre del año pasado, según cuenta su hijo Jorge Luis Redondo que “era como una picada lo que tenía en el brazo izquierdo, a la  altura del codo; se siguió el protocolo de salud, se le hicieron tres frotis, luego una biopsia y un cultivo que fueron enviados a Bogotá y este último examen determinó que era leishmaniasis, señaló el hijo de la víctima.

Agrega Redondo que solo entonces los médicos tuvieron certeza del mal que tenía el paciente, pero para llegar a ese diagnóstico habían transcurrido cuatro meses con lo que se perdió mucho tiempo.

El hijo del paciente dice que la prueba de laboratorio en La Guajira y el tratamiento se retardaron y el parásito siguió atacando y afectando otros órganos, y Redondo Cantillo murió por paro cardíaco “lo cual muestra que las EPS no están calificadas para realizar este tipo de pruebas. Si se hubiese hecho de manera oportuna se hubiera salvado una vida”, dijo.

El concejal de Riohacha, Olimpo Núñez, expresó que han venido denunciando este problema. “Hemos hecho un llamado de atención a la Secretaria de Salud Distrital y Departamental  y exigimos una respuesta”, señaló el cabildante.

Según estadísticas de la Secretaría de Salud del departamento, en 2017 se presentaron 83 personas afectadas con esta enfermedad mientras que en 2016 solo fueron reportados 24 casos.