Región cómo entidad territorial?

Ignacio Escudero F.
Desde cuando se promulgó la Constitución Política de 1991, producto de una Asamblea Nacional Constituyente, nunca antes durante los 27 años de vigencia se había avanzado desde el punto de vista legislativo en el concepto de Región.


En efecto, el día jueves 17 de mayo de la presente anualidad, la plenaria del Senado aprobó en segundo debate, por 71 votos a 4, el proyecto de Ley “se dictan normas orgánicas para el fortalecimiento de la Región Administrativa de Planificación (RAP), se establecen las condiciones para su conversión en Región Entidad Territorial (RET)”, viejo anhelo del Caribe Colombiano, en particular del actual gobernador del Atlántico y ex Constituyente Eduardo Verano De La Rosa, su líder natural.

Para ilustración de los lectores y como ejercicio eminentemente académico-jurídico, no político, me permito hacer algunas precisiones de tipo normativo acerca del concepto de Región y su desarrollo constitucional. Al igual que, reflexiones y afirmaciones sobre dicha iniciativa legislativa y sus futuras trascendencias en el postulado constitucional de Autonomía de las Entidades Territoriales y la Descentralización Administrativa.

La Constitución Política, señala que “Son entidades territoriales los departamentos, los distritos, los municipios y los territorios indígenas”. Además, “La ley podrá darles el carácter de entidades territoriales a las regiones y provincias que se constituyan en los términos de la Constitución y de la ley” (Articulo 286 superior).

Al tenor del mandato constitucional, las Regiones (Región Administrativa de Planificación (RAP) y  Región Entidad Territorial (RET), no existen. Requieren de un desarrollo legislativo para su existencia, sea, como RAP o RET.

La misma Constitución de 1991, señala los trámites que se deben surtir para su conformación tanto de una como otra. En efecto, la norma constitucional en su parte dice “Dos o más departamentos podrán constituirse en regiones administrativas y de planificación,…”. Hasta aquí, podemos aseverar que se avanza significativa para alcanzar tal propósito.

Aún el camino por transitar, requiere de dos debates en Comisión y Plenaria de la Cámara de Representante, para luego pasar a sanción presidencial. Es importante recordar que el gobierno nacional en más de una oportunidad ha manifestado, sobretodo el Ministro de Hacienda que no hay plata, tal como ocurrió con la Ley de nacionalización de la Universidad de La Guajira.
De todas maneras, a diferencia de los intereses de los guajiros, en esta oportunidad están los de 8 departamentos, La Guajira, inclusive. Traigo a colación la siguiente frase que nos viene como anillo al dedo “Somos buenos para apoyar, malos para que nos apoyen”.

De todas maneras, si se aprueba en la presente legislatura tal iniciativa, el balón quedaría en la cancha del gobierno, quien con el sol a espalda, no sabemos si cumple o no con una deuda histórica con el Caribe Colombiano. Sobretodo que, hizo con La Guajira lo que se le dio la gana y con la Constitución dio al traste con las buenas intenciones del constituyente del 91, en cuanto a “descentralización y la autonomía territorial”.

Entonces, ¿Qué pasaría con la Región como Entidad Territorial? Bueno, vendría otra travesía con el nuevo gobierno. O sea, convertir la RAP en RET. ¿Cuál sería el camino a seguir? Revisemos la norma constitucional que, sobre el particular señala “La respectiva ley orgánica, previo concepto de la Comisión de Ordenamiento Territorial, establecerá las condiciones para solicitar la conversión de la región en entidad territorial.

La decisión tomada por el Congreso se someterá en cada caso a referendo de los ciudadanos de los departamentos interesados”.

En otras palabras, aprobada la Ley Orgánica que crea la RAP, se tendrá que, previo concepto de la Comisión de Ordenamiento Territorial, solicitar al Congreso la conversión a Región como entidad Territorial. Una vez tomada la decisión en el Congreso, cada departamento a través de sus autoridades con la Registraduria Nacional, convocar y realizar un Referendo, donde se le consultará al pueblo si está SI o NO, de acuerdo con dicha iniciativa.

O sea, que, el camino para que exista en Colombia la Región como entidad territorial, es largo y culebrero. Se ha dado un gran paso, gracias a la perseverancia del doctor Verano de la Rosa, a quien desde la promulgación de la Constitución de 1991, no deja de INSISTIR, PERSISTIR, NUNCA DESISTIR.

Adenda única: Con la creación de las Regiones como Entidades Territoriales, pronto en Colombia tendremos, Elecciones Regionales, Asamblea Regional y por supuesto Gobernadores Regionales.

Escribió:

IGNACIO RAFAEL ESCUDERO FUENTES
Abg. Especialista en I.J.P. y Derecho Público Uninacional y Docente Uniguajira.