Balance de Santos en materia de vivienda


El gobierno saliente inició la construcción de 1,7 millones de edificaciones tanto en áreas urbanas como rurales, de las cuales 1,02 millones han contado con algún tipo de ayuda estatal, ya sean financiadas o cofinanciadas con alguno de los programas de subsidio.

La inversión en los diferentes subsidios de los programas de vivienda impulsados por el Ministerio de Vivienda alcanzan los $7,7 billones. Según fuentes de esta cartera, esto fue posible gracias a la Ley 1537 de 2012, la cual se constituyó en un punto de quiebre en materia de política pública de vivienda.

Resultado de este aumento en la escala de producción de vivienda se redujo el déficit habitacional cuantitativo urbano, pasando de 12,6% en 2005 a 5,6% en el 2016 y 5,2% en 2017, con la proyección de que en el presente año bajará a 5%, superando la meta del Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 que era de 5,5%.



De acuerdo con información del Dane, en la matriz insumo-producto de Colombia, las edificaciones son el segundo subsector que mayores encadenamientos productivos directos tienen con la industria, especialmente con actividades como el cemento, el concreto, el ladrillo y la industria metalúrgica.


Los programas de la política de vivienda urbana impulsados durante el Gobierno Santos se han traducido en inversiones cercanas a los $38 billones y en una demanda por insumos aproximada de $24 billones, indican los datos de Minvivienda.

Así mismo, el Indice de Pobreza Multidimensional, que tiene un importante componente de vivienda, pasó de 30,4% en 2010 a 17% en 2017, mostrando una reducción de 13,4 puntos porcentuales en los últimos 7 años. Esto indica que 5,4 millones de colombianos salieron de la condición de pobreza desde el inicio de este Gobierno, y buena parte de ese avance es atribuible a la política implementada en materia de vivienda.

En lo que hace referencia a saneamiento básico, 6,8 millones de personas recibieron, por primera vez, el servicio de agua potable y 7,4 millones el de alcantarillado, lo que significó un aumento del 54,5% en acueducto y 64,4% en alcantarillado.

A la fecha, se han entregado 1.663 proyectos de acueducto, alcantarillado y aseo, lo que demandó una inversión de $7,9 billones cofinanciados con recursos de la nación y contrapartidas locales. De igual forma, hay 444 proyectos de acueducto y alcantarillado en ejecución por $3,8 billones.