Banco Mundial:" Pobreza extrema continúa disminuyendo, aunque a un ritmo más lento


El porcentaje de personas en situación de pobreza extrema en el mundo registró su nivel más bajo —de 10 %— en 2015 (la cifra más reciente de que se dispone en la actualidad), frente al 11 % en 2013, lo que indica un avance constante, aunque más lento, según lo demuestran los datos del Banco Mundial.. Durante este período, el número de personas que vivían con menos de USD 1,90 al día se redujo en 68 millones hasta totalizar 736 millones.
“En los últimos 25 años, más de 1000 millones de personas lograron salir de la pobreza extrema, y actualmente la tasa mundial de pobreza es la más baja de que se tenga registro. Este es uno de los mayores logros de la humanidad en nuestros tiempos”, dijo el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim“Sin embargo, para que podamos poner fin a la pobreza a más tardar en 2030, necesitamos muchas más inversiones, sobre todo en el fortalecimiento del capital humano, para ayudar a promover el crecimiento inclusivo que se requerirá para llegar al resto de los pobres. Por su bien, no podemos fallar”.

Pese a los enormes avances en la reducción de la pobreza extrema, las tasas siguen siendo persistentemente elevadas en los países de ingreso bajo y aquellos afectados por conflictos y por conmociones políticas.
Las estimaciones se presentan en el informe titulado Poverty and Shared Prosperity 2018: Piecing Together the Poverty Puzzle (La pobreza y la prosperidad compartida 2018: Armando el rompecabezas de la pobreza), que se publicará el 17 de octubre, en el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

En la actualidad, aproximadamente la mitad de los países del planeta registran tasas de pobreza por debajo del 3 %, pero en el informe se concluye que a nivel mundial no están dadas las condiciones para lograr la meta de que, a más tardar en 2030, la tasa de la población que vive en la pobreza extrema sea inferior al 3 %. En los 25 años transcurridos entre 1990 y 2015, la tasa de pobreza extrema bajó, en promedio, un punto porcentual por año —de casi el 36 % al 10 %—, pero solo disminuyó un punto porcentual entre 2013 y 2015.

La desaceleración de las cifras mundiales obedece principalmente a una mayor concentración de la pobreza extrema en regiones donde su reducción se ha rezagado. Un caso puntual es el de África al sur del Sahara, donde, en el más optimista de los escenarios, la tasa de pobreza seguirá siendo de dos dígitos llegado el año 2030 si no se producen importantes cambios en las políticas. El ritmo más lento de disminución de la pobreza también es consecuencia de la baja de los precios de los productos básicos, los conflictos y otros problemas económicos que afectan a los países en desarrollo.

El pronóstico preliminar del Banco Mundial es que la pobreza extrema ha disminuido al 8,6 % en 2018.
Más abajo, en el cuadro, se resumen las estimaciones de la pobreza en 2013 y 2015, a nivel mundial y en todas las regiones en las que opera el Banco Mundial. En la actualidad, la línea internacional de pobreza es de USD 1,90 según la paridad de poder adquisitivo (PPA) de 2011, que iguala el poder adquisitivo en todos los países y todas las monedas.
En dos regiones, Asia oriental y el Pacífico, y Europa y Asia central, la pobreza extrema ha disminuido a menos del 3 %. En 2013, la región de Oriente Medio y Norte de África tuvo una tasa de pobreza inferior al 3 %, pero los conflictos en Siria y Yemen hicieron que esta se elevara en toda la región en 2015.

La pobreza según la línea internacional de pobreza de USD 1,90 al día (PPA de 2011)
Región
Índice de recuento
de la pobreza (%)
N.o de pobres (millones)

2013
2015
2013
2015
Asia oriental y el Pacífico
3,6
2,3
73,1
47,2
Europa y Asia central
1,6
1,5
7,7
7,1
América Latina y el Caribe
4,6
4,1
28,0
25,9
Oriente Medio y Norte de África
2,6
5,0
9,5
18,6
Asia meridional
16,2
12,4
274,5
216,4
África al sur del Sahara
42,5
41,1
405,1
413,3

Total mundial
11,2
10,0
804,2
735,9
El informe también aporta datos sobre el otro objetivo principal del Banco Mundial: aumentar la prosperidad compartida, cuyo significado es elevar los ingresos del 40 % más pobre de la población de cada país.
Además, se exploran nuevas formas de analizar y medir la pobreza. Las nuevas mediciones permitirán al Banco Mundial hacer un mejor seguimiento de la pobreza en todos los países, en diversos aspectos de la vida de las personas y en lo que respecta a todos los integrantes de cada hogar.
La ceremonia de lanzamiento del informe será transmitida a través de la plataforma Banco Mundial en vivo a las 12.30, hora del este de los Estados Unidos, el 17 de octubre de 2018.

Contacto