En Riohacha se incautó un oso hormiguero, una tortura y varios metros de madera



La primera acción se registró en el barrio Brisas del Mar del  municipio de Riohacha, donde se recuperó un mamífero de nombre común oso hormiguero, el cual fue atrapado con el fin de que la ciudadanía  no le causara daño. Esta especie pese a su nombre, no guarda ningún tipo de parentesco con los osos, en cambio sí está relacionado familiarmente con los perezosos y con los armadillos. Son especies conocidas como Vermilingua, que significa lengua de gusano, se vale de sus potentes garras para abrir los hormigueros o romper los nidos de termitas.

El segundo procedimiento policial se realizó en el barrio Villa Fátima, donde un ciudadano entrega voluntariamente una tortuga verde, de nombre científico chelonia mydas,   quien manifestó que dicha especie era transportada por la trocha que conduce Mayapo con Manaure y procedió a cómpraselas para que no la sacrificaran y sea liberada en su habita natural para conservar la especie.

Finalizaron con la incautación de 32 metros de madera en el barrio Centro de Riohacha, transportados en un vehículo tipo camión; los cuales fueron incautados por no contar con el salvoconducto de movilización expedido por la autoridad ambiental de San Pablo Bolívar, sitio de dónde provenía la madera.

Los anteriores operativos los realizó el grupo de Protección Ambiental y Ecológica de la Policía Nacional a través de la campaña de prevención construyendo país, enmarcada en el plan choque 100 días “el que la hace la paga” seguridad con legalidad, la cual viene ejerciendo control y protección de la introducción, explotación, tráfico, comercialización de fauna y flora silvestre, obteniendo excelentes resultados en las últimas horas.

La Policía Nacional continuará con los controles al tráfico de biodiversidad en La Guajira, invitando además a la ciudadanía a denunciar los casos de tráfico de especies silvestres en el departamento, marcando a la línea de emergencia 123.