Riohacha cumple 473 años de su poblamiento

Miguel Panciera Di Zoppola, Alcalde (e).

En estos 473 años, hemos avanzado con ímpetu y gallardía, con miras al desarrollo para que nuestro objetivo central sea siempre mejorar la calidad de vida de nuestra gente”, manifestó Panciera Di Zoppola, actuando como alcalde encargado del Distrito Especial, Turístico y Cultural de Riohacha.
La Secretaría de Educación y la Dirección de Cultura realizó una celebración eucarística en conmemoración de los 473 años de poblamiento del Distrito, que se llevó a cabo en la Catedral Nuestra Señora de los Remedios.

“Nos sentimos orgullosos de ser riohacheros, de nuestra raza, de nuestros emblemas, de la cultura y las costumbres que caracterizan nuestro territorio, manifestó Di Zoppola.


El mandatario afirmó que “Riohacha, en estas últimas décadas, ha gestado con amor y esfuerzo el progreso de nuestro pueblo pacífico y culto, convirtiéndose en una ciudad con mayor número de personas, de inversiones privadas y públicas, con nuevas edificaciones, empresas, comercio, que han propendido en el avance de  nuestro Distrito”.

Igualmente, hizo énfasis acerca de las dificultades administrativas y de orden social. “Riohacha necesita sanear sus problemas de vías terciarias, saneamiento básico, agua potable, matadero, relleno de la laguna de oxidación, la construcción del nuevo centro carcelario y la terminal de transporte, seguridad y convivencia ciudadana, más inversión para el mejoramiento de barrio, en programas de desarrollo social y comunitario, infraestructura, desarrollo turístico, calidad educativa y en salud, mejores escenarios deportivos,  espacio público adecuado y seguro, innovación, en emprendimiento, visionando la construcción del tejido social”, puntualizó.

Finalmente, dijo que desde el Gobierno Distrital, se continuará trabajando articuladamente de la mano de las empresas e instituciones gubernamentales y privadas, líderes y ediles para disminuir la brecha social y abrir mayores puertas al bienestar, al progreso incluyente y sostenible de Riohacha, con el fin de reducir las  desigualdades económicas y sociales, por  una ciudad, esperanzada y de grandes oportunidades para todos.