Atípicas en Riohacha, el sábado cierre de inscripción de candidatos


Este sábado se cierran las inscripciones para quienes deseen llegar al primer cargo de esta capital.

Según el calendario electoral de la Registraduría Nacional del Estado Civil, el próximo 20 de octubre se cierran las inscripciones para quienes desean aspirar al cargo de alcalde del distrito de Riohacha, en las elecciones atípicas que se realizaran el dos de diciembre.

Ya hay algunos candidatos que han concretado sus aspiraciones y que representan a los diferentes sectores políticos de esta capital.

Está Miguel Ángel López Hernández, defensor de los derechos humanos y quien para sus aspiraciones convocó al movimiento de Colombia Humana, que trabajó alrededor de la campaña de Gustavo Petro. Es de origen wayuu, gestor cultural, comisionado de la Junta Mayor de Palabreros Wayuu, coordinador general del Comité Ciudadano de Paz de La Guajira (Codepaz), coordinador de la Comisión de Exaltación del Legado Padilla y ejerció el cargo de Director de Cultura y Turismo de Riohacha en el período 2005-07.

Igualmente aspira Manuel Sierra Deluque avalado por el partido Conservador y con el apoyo de la representante a la Cámara María Cristina Soto. También tiene el apoyo del exalcalde de Riohacha Rafael Ceballos Sierra. Es ingeniero de sistemas y fue secretario de Hacienda del distrito de Riohacha.

También quiere ser alcalde de Riohacha, el exconcejal de esta capital Juan Carlos Suaza, quien se inscribiría por el partido Alianza Social Indígena. Cuenta con el apoyo de un sector del movimiento Fuerza Viva, que apoyó al exalcalde Fabio Velásquez Rivadeneira y de Eriberto Ibarra, exconcejal de esta ciudad.

Iler Acosta Mejía.
Debora Barros.

Por el partido Cambio Radical se inscribiría Iler Acosta, actualmente concejal de Riohacha, quien tiene el apoyo de líderes y militantes de esa colectividad.

Se espera que se concreten otras candidaturas como la de Débora Barros, abogada y líder wayuu, así como la del sector que lidera el representante a la Cámara Alfredo Deluque.