En peligro cosecha de sal en Manaure, Gobernador se reunió con cosechadores

Fuertes lluvias harían que se perdiera la cosecha en charcas de sal en Manaure - La Guajira.

Wilmer González Brito reunidos con cosechadores de sal.

“Hay un compromiso del Gobierno departamental y municipal para apoyar la difícil situación en las charcas de Manaure y, en aquello que supere el esfuerzo que se pueda hacer desde los entes territoriales, solicitar el apoyo de la Nación, quienes han estado muy interesado en este tema, principalmente desde la Vicepresidencia de la República”, fueron las palabras del señor Gobernador, al acudir al llamado de los cosechadores de sal en el Municipio de Manaure.

El Mandatario guajiro Wilmer González Brito, se desplazó a primera hora del día hasta Manaure, norte de la península, con el propósito de reunirse con las diferentes asociaciones de cosechadores de Sal, para encontrar alternativas de solución, consciente que ésta problemática, tiene un gran impacto socioeconómico en el Municipio, el cual basa toda su economía en las salinas y que puede dejar a más de 5000 mil familias en crisis.

La preocupación nace, a raíz que peligra la cosecha indígena de sal, a causa de las fuertes lluvias que se registran y que mantienen inundadas y paralizadas las charcas. Los conocedores del tema, aseguran que, para los próximos meses, no habría cosecha, y más aún, teniendo en cuenta los pronósticos, que dicen habrá lluvias hasta el mes de diciembre, lo que llena más de incertidumbre a quienes trabajan con el mineral. El encuentro también sirvió para que los delegados de las diferentes asociaciones, compartieran la problemática existente entre ellos y la empresa privada (Big Group) que extrae y produce sal, tema que se tratará posteriormente en mesas de trabajo, para darle prioridad a lo que hoy se necesita; salvar la cosecha.

A la reunión también asistieron, Wilson Rojas Vanegas, Secretario de Gobierno, Edgar Gómez Ibarra, Director Operativo del Despacho, quienes, junto al Alcalde del Municipio, Aldemar Ibarra, se reunieron con voceros de las partes, para diseñar medidas de choque, conseguir la mayor cantidad de maquinaria pertinente, para contrarrestar la problemática que hoy padece la tierra del gas, la sal y los flamencos.